jueves, 10 de septiembre de 2015

Competidor prepara tus competencias

Cierta vez, los animales decidieron hacer algo para enfrentar los problemas del “mundo nuevo”, y organizaron una escuela. Adoptaron una malla curricular de actividades consistente en correr, trepar, nadar y volar. Para que fuera más fácil enseñarlo, todos los animales se inscribieron en todas las asignaturas. El pato era un estudiante sobresaliente en la asignatura “natación”, de hecho superior a su maestro. Obtuvo un “20” en “vuelo”, pero en carrera resultó muy deficiente. Como era de aprendizaje lento en “carrera”, tuvo que quedarse en la escuela y abandonar la natación para practicar la carrera. Estas ejercitaciones continuaron hasta que sus pies membranosos se desgastaron y entonces pasó a ser un alumno apenas mediano en “natación”. Pero la medianía se aceptaba en la escuela, de manera que a nadie le preocupó lo sucedido, salvo como es natural al pato. La liebre comenzó el curso como el alumno más distinguido en “carrera”, pero sufrió un colapso nervioso por exceso de trabajo en “natación”. La ardilla era sobresaliente en “trepamiento”, hasta que manifestó un síndrome de frustración en la clase de “vuelo”, donde su maestro le hacía comenzar desde el suelo en vez de hacerlo desde la cima del árbol. Por último, se enfermó de calambres por exceso de esfuerzo y entones su calificaron fue “06” en trepamiento y con “04” en “carrera”. ¿Qué paso? ¿Por qué no son eficientes todos los animales en los cursos que se dictan? se preguntaban los organizadores de la escuela, hasta que llamaron a un búho consultor y les explicó lo siguiente: “no todos son buenos en todas esas disciplinas, porque por naturaleza son excelentes en una cosa más no en otras” y les comenzó a explicar las competencias naturales y necesarias para que los animales pudieran enfrentar con eficiencia los problemas de este mundo.


Muchas veces leemos en los diarios, Internet o en los diversos anuncios que ponen en la universidades que para cubrir un puesto “a” se requiere una competencia “b”, y si no se tiene dicha competencia no se podrá acceder ni postular al cargo. Y los que no saben al respecto se dirán ¿Qué es eso? ¿Porque es tan importante a la hora de buscar trabajo? ó como en la fabula inicial se vio que no todos eran buenos en las diferentes disciplinas que había en la escuela porque no tenían LAS COMPETENCIAS necesarias para enfrentar ciertas situaciones.

Pero ¿qué son competencias? Citando a Claude Levy, se puede decir que son repertorios de comportamientos que algunas personas dominan mejor que otras, lo que las hace eficaces en una situación determinada. Complementando a la cita anterior, diría que es la base nuclear en que se apoya una eficiente Gestión Humana en sus diferentes roles funcionales (Administración, Finanzas, Marketing y Operaciones). Pero ello no sucede así, si es que no existe un lazo complementario entre APTITUD y PERSONALIDAD. Ante ello vemos que existe una conexión y correlación entre aptitudes, personalidad y competencias, las primeras dos son de carácter precedente a la última. 
Las aptitudes permiten caracterizar a los individuos y explicar la variación de sus comportamientos en la ejecución de tareas específicas. Son cualidades que resultan de una formación y que se caracterizan con frecuencia en procesos psicomotores. Los rasgos de personalidad, distinguen a cada individuo en su forma de actuar y establecer transacciones con el mundo que lo rodea; es decir, es el sello de distinción personal.
Las Competencias, son una categoría específica de características individuales que tienen también lazos estrechos con los valores, con los conocimientos adquiridos y son la base nuclear del cargo que la empresa requiere cubrir.
Quiero distinguir con ello que las aptitudes y los rasgos de personalidad, definen diferencias entre los individuos, mientras que las competencias están estrechamente ligadas a las actividades profesionales, basadas en los requerimientos de un puesto. Recomendaría que un buen mapa de competencias deba proveer definiciones claras y concretas basadas en la personalidad y aptitudes profesionales requeridas, de manera que todos los miembros de gestión puedan entender su aplicación y evaluación.  
Se concluye que los comportamientos son observables y ponen en práctica, de forma integrada, aptitudes, rasgos de personalidad y conocimientos adquiridos. Las Competencias, representan un trazo de unión entre las características individuales y las cualidades requeridas para llevar a cabo un trabajo eficiente. 

Esta monografía  es una breve descripción de este importante concepto, el cual espero les haya brindado una base inicial para poder ahondar un poco más en este interesante tema.

Tu Amigo Coach - Franz Fernando Flores Torres



















No hay comentarios:

Publicar un comentario