domingo, 18 de octubre de 2015

El verdadero trabajo del Administrador

La Mayoría de administradores consagran gran parte de su tiempo a cosas que no implican "administrar". Un Gerente de Ventas prepara un análisis estadístico o aplaca a un cliente importante. Un Gerente de Manufactura diseña una nueva distribución de la fábrica, o prueba materiales nuevos. El presidente de la empresa elabora los detalles de un préstamo bancario, negocia un importante contrato o dedica algunas horas a presidir una cena para los clientes claves de la organización. Todas estas cosas se relacionan con determinada función. Todas son necesarias y hay que ejecutarlas bien. Pero estan separadas del trabajo que realizan todos los gerentes (sea cual fuese su función o actividad, su rango o posición) aquel común a los administradores y peculiar de esta categoria. El trabajo de todo Gerente tiene cinco funciones básicas, juntas determinan la integración de los propósitos de una empresa dinámica y viable.  


En primer lugar un gerente FIJA OBJETIVOS. Determina cuáles son. Determina cuáles deben ser las metas en cada área de objetivos. Decide qué se hará para alcanzarlos. Confiere efectividad a los objetivos, comunicándolos a las personas cuyo desempeño se necesita para realizarlos. 
Segundo, un gerente ORGANIZA. Analiza las actividades, las decisiones y las relaciones necesarias. Diversifica el trabajo. Lo divide en actividades administrables, y divide además las actividades en cargos administrables. Agrupa estas unidades y esos cargos en una estructura de organización. Selecciona personas para la administración de estas unidades y para las tareas que deben ejecutarse. 
Luego un administrador MOTIVA Y COMUNICA. Forma un equipo con las personas responsables de las diferentes tareas. Obtiene ese resultado en las distintas tareas prácticas que controla . Lo consigue en sus propias relaciones con los hombres con quienes colabora. Obtiene esos resultados en sus decisiones acerca de la retribución, los cargos y el ascenso de los individuos. Y realiza dichos objetivos gracias a la comunicación constante con sus subordinados y con su superior, así como con sus colegas. 
El cuarto elemento básico de trabajo del gerente es LA MEDICIÓN. El gerente establece patrones de medida - pocos factores son tan importantes para el desempeño de la organización y de todos sus miembros -, Procura que cada individuo disponga de criterios de medida concentrados en el desempeño de toda la organización, y que al mismo tiempo concentran la atención en el trabajo del individuo y le ayuden a realizarlo. Analiza, aprecia e interpreta el desempeño. Como en todas las restantes áreas de su trabajo, comunica el sentido de las mediciones y sus hallazgos a los subordinados, los superiores y los colegas. 
Finalmente, un administrador DESARROLLA A LA GENTE, INCLUIDO A ÉL MISMO incentivando las capacitaciones constantes a su gente en búsqueda de la calidad en el trabajo integrado del equipo, generando con ello no solo logros personales sino también institucionales a favor de todos en la empresa.

Tu Amigo Coach - Franz Fernando Flores Torres


Fuente: Revista Gestión (Chile 1995)

No hay comentarios:

Publicar un comentario