sábado, 11 de junio de 2016

En busca del uso eficiente del tiempo

Cuente cuántas veces al mes le sucede que mira su relog, ve que son las 3pm y se pregunta: ¿en qué se fueron las horas?. Cuando trabajamos recibimos un sueldo a cambio de dar a una empresa nuestro talento por un tiempo determinado, y esta empresa espera de nosotros que en ese tiempo cumplamos con ciertas metas. Sin embargo no siempre funciona así. El tiempo no podemos alargarlo, comprarlo o detenerlo, sin embargo podemos controlarlo. Es cuestión de organizarse y seguir algunas reglas puntuales.


Los tips generales  en los que coinciden los expertos comienzan por plantearse objetivos puntuales, lo recomendable es, en primer lugar IDENTIFICAR LAS METAS de su puesto, y en segundo lugar establecer METAS CONCRETAS SEMANALES todos los LUNES. En esta misma agenda es importante distinguir entre lo IMPORTANTE y lo URGENTE, de manera en que puedan identificarse prioridades el momento de ejecutarlas.

Es recomendable aprovechar LA TECNOLOGIA para estos fines, como la hoja de excel, la tablet, el organizador de nuestro propio celular. 

Lo siguiente es tener en cuenta qué tareas debe de hacerse y qué tareas no, aprender a DELEGAR, aprender a deshacernos de la idea de que solo nosotros podemos hacer bien las cosas y aprender a decir no cuando veamos que no vamos a poder hacer una tarea.

Hay que aprender a ahorrar tiempo por medio de ORGANIZACIONES BÁSICAS, por ejemplo, averiguar antes de ir a una cita, cúal es la mejor ruta, la mejor via de transporte, dónde se puede estacionar, o establecer el orden de sus citas teniendo en cuenta la cercania física de una con la otra.

Se tiene que ELIMINAR LAS "REUNIONITIS" muchas veces pasamos toda una mañana reunidos con uno y con otro, sin preguntarnos si realmente es necesario que asistamos. Es recomendable también establecer puntos en las agendas de las reuniones y darle un tiempo a cada uno.
Además no es recomendable contestar el teléfono o los mensajes via e-mail durante todo el día, sino establecer una hora al dia, por ejemplo para responder llamadas y correos, de manera que no distraigan a otras actividades que estamos haciendo.

En cuanto a los asuntos personales ante los "distractores" más comunes, lo mejor sería simplemente EVITARLOS durante las horas de trabajo. A veces uno entra en un círculo vicioso: Como trabaja 10 a 12 horas siente que se puede dar el permiso de dar parte de ese tiempo a asuntos personales, pero si dedica a el 100% de su tiempo al trabajo probablemente podría trabajar menos horas y realizar ya en su casa, todas sus llamadas y coordinaciones personales.



No hay comentarios:

Publicar un comentario