sábado, 1 de octubre de 2016

Soluciones ante una alta rotación de personal

Los empleados de una empresa entran y salen. Es casi una ley natural que semanalmente haya contrataciones o renuncias, que lo nombres aparezcan y desaparezcan de la planilla. Sin embargo cuando esto comienza a suceder más seguido -fenómeno conocido como Alta Rotación- los departamentos de Recursos Humanos empiezan a mostrar preocupación.


El problema de la rotación se esta dando mucho en gente que esta en su primer o segundo trabajo, entre los 20 y 23 años o los que tienen puestos que son de atención al público, de muchas horas y poca paga, refiriéndonos a trabajo como teleoperadores, cajeros o personal de ventas.

En muchos casos la alta rotación en el personal de ventas se explica porque la remuneración esta basada en las comisiones. Otras veces, la persona se entusiasma y cree que cuadra en un perfil, pero al ver que no logra los objetivos, y que por lo tanto, no alcanza una remuneración como la que esperaba, se desencanta y renuncia.

El problema no es sencillo, las pérdidas por alta rotación que puede tener una gran empresa alcanzarian los 5 millones de dólares anuales. Y es que la empresa gasta mucho entre la selección, la inducción y capacitación del nuevo trabajador, y si pasan unos meses y se va, hay que invertir otra vez.


¿QUE HACER ANTE ESTA SITUACIÓN? 

La empresa tiene que estar segura , en primer lugar de retener a su personal clave, a los más altos rangos y a los mejores trabajadores. Las estrategias en este caso tienden a ser por incentivos (como planes atractivos de jubilación, bonos anuales o seguros médicos privados).

Para el nivel de trabajo operario o personal de atención al cliente, los factores primordiales para retener al trabajador son un sueldo acorde al mercado, horarios flexibles y la ubicación del centro de trabajo.

Sería bueno involucrar al jefe en el perfil de sus trabajadores: Si es él quien decide qué quiere y a quién, lo pensará dos veces antes de un despido.

Involucrar a los jefes y mandos medios en la meta de nivel de rotación que requiere la empresa, de manera que piensen dos veces antes de despedir  a un trabajador por temas de poca importancia.

Explicar al postulante exactamente de qué se trata el puesto, de manera que no haya luego desencantos, y por lo tanto, renuncias.

Realizar las evaluaciones de desempeño para verificar las fallas de los trabajadores e incentivar las mejoras para que un descuido no termine luego en despido. 

Tu Amigo Coach - Franz Fernando Flores Torres

No hay comentarios:

Publicar un comentario